Todo en armoní­a con CEMEX

Por • 27 Ago, 2008 • Sección: Economia

Venezuela/Cemex: “acuerdo operativo”

El gobierno venezolano y la cementera mexica Cemex alcanzaron un “acuerdo para ejecutar la entrega del control y de las operaciones de Cemex-Venezuela” al Estado venezolano, anunció la tarde del miércoles el presidente Hugo Chávez.

“Es un documento cuyo nombre es el siguiente: acuerdo para ejecutar la entrega del control y de las operaciones de Cemex Venezuela, de conformidad con la Ley Orgánica de Ordenación de las Empresas Productoras de Cemento”, leyó Chávez durante una alocución en cadena de radio y televisión.

Según lo convenido, a partir de ahora la junta directiva de la filial venezolana de Cemex dará paso a una comisión de transición que se encargará de pactar un precio final por los bienes de la empresa, intervenidos desde la semana pasada por orden del gobierno venezolano.

Las partes se han dado hasta el 28 de septiembre para definir ese precio, aunque este lunes se había anunciado un nuevo plazo de 60 días para las negociaciones.

¿Posible socio minoritario?
Fuentes de Cemex confirmaron a BBC Mundo la información suministrada por el presidente, pero se excusaron de dar más detalles sobre la marcha o los plazos de las negociaciones.

Pese a que entre el gobierno y la empresa hubo fuertes tensiones la semana pasada a raíz de la expropiación, fuentes del sector cementero dicen no descartar que los mexicanos puedan mantener una participación minoritaria en una nueva empresa mixta, como acordaron la francesa Lafarge y la suiza Holcim, también afectadas por la nacionalización.

El lunes de la semana pasada, último día establecido por el decreto de nacionalización del sector de cementos, Lafarge y Holcim firmaron la venta del 85% de sus acciones al estado por US$820 millones.

“Holcim y Lafarge llegaron a un acuerdo con nosotros, un acuerdo amistoso, un acuerdo de socios incluso. Les hemos pedido que se queden aquí, trabajando con nosotros, que nos hace falta, trabajar juntos pero regidos por el interés nacional”, dijo Chávez en su alocución del miércoles.

Gracias a México
El presidente Chávez aseguró que el acuerdo con Cemex se logró gracias a las gestiones del gobierno mexicano cuyo presidente, Felipe Calderón, pidió a su colega venezolano que siguiera negociando con la cementera “sin discriminaciones”.

En cambio Cemex fue expropiada, tras lo cual anunció que demandaría al estado venezolano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones, una iniciativa que retiró al anunciarse la nueva ronda de negocioaciones.

El punto de discordia ha sido el valor de la compañía. Cemex ha estimado el valor de su filial venezolana en US$1.300 millones, pero desde gobierno de Chávez se ha estimado entre US$400 y US$700 millones.

El gobierno venezolano aduce que la empresa arrastra importantes deudas con sus trabajadores, con el fisco nacional y hasta pasivos ambientales que deben deducirse del precio final. Además asegura que posee tecnología muy atrasada.

Cemex tiene 15 plantas en Venezuela y produce la mitad del cemento del país, mientras que el resto se lo reparten en porciones iguales Lafarge y Holcim.

El sector de cementos es el área más reciente que el gobierno ha estatizado en defensa del “interés estratégico”. Previamente se han nacionalizado empresas de telecomunicaciones, energía eléctrica, petróleo, siderúrgica y se ha anunciado la compra del Banco de Venezuela, actualmente propiedad del grupo español Santander.

Carlos Chirinos
BBC Mundo
27/08/2008



Tu opinión es importante. Escribe un comentario