A más edad, peor alimentación

Por • 3 Ago, 2008 • Sección: Salud

Los suplementos vitamínicos son un riesgo para la salud

A mayor edad peor es la dieta reduciéndose considerablemente la aportación diaria de frutas, verduras o cereales. Un ejemplo lo tenemos en las noticias recientes que muestran que la dieta en los adultos españoles es deficitaria en el consumo de estos alimentos.

Los datos reflejan que el consumo de legumbres y cereales se sitúa en torno al 30% de lo que sería un consumo aconsejable, lo mismo ocurre con la fruta, que aunque se consume algo más (un 70% de lo recomendable), no es la cantidad adecuada. La conclusión es que, a más edad, peor alimentación.

Pero este no es el tema que queremos tratar, nos llama la atención un estudio elaborado por expertos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en el que se muestra que las personas mayores tratan de paliar la carencia nutricional resultante de una deficiente alimentación con suplementos nutricionales. Dicho estudio refleja que estos suplementos han permitido que las personas puedan recibir las cantidades necesarias de vitaminas y minerales para el organismo.

¿Son recomendables los suplementos vitamínicos?

En determinadas personas y bajo un control médico, si son viables los suplementos vitamínicos. De algún modo se han de subsanar las carencias del organismo y si a través de la dieta no es posible, esta es la única solución. Sin embargo, prescribirse uno mismo los suplementos vitamínicos puede acarrear serios problemas ya que al no existir ningún control ni análisis sobre lo necesario, uno puede tomarse determinados suplementos de algo que no necesita el organismo y desencadenar algún problema de salud.

Por ejemplo, un consumo excesivo de hierro a través de la dieta, sumado a un suplemento de hierro. Esta situación podría provocarnos problemas de corazón. Lo mismo ocurriría con un suplemento de zinc, si además a través de nuestra dieta este elemento es administrado copiosamente, los altos niveles de zinc pueden alterarnos el sistema inmunológico o reducirnos notablemente los niveles de colesterol saludable.

En resumidas cuentas, no se deben administrar suplementos vitamínicos bajo nuestro criterio, siempre debe realizarse bajo un control médico que será el que nos informe sobre las carencias reales que se presenten, será el mejor modo de evitar problemas mayores a pesar de las buenas intenciones de nutrir al cuerpo.

El estudio norteamericano refleja que hasta el 80% de las personas que tomaban los suplementos vitamínicos lograban cubrir las necesidades de su organismo, pero también revela que algunas personas del estudio aportaban determinadas vitaminas o minerales en exceso creándoles problemas de salud.

Aunque el estudio se basa en datos pertenecientes al periodo 1994-1996, los resultados muestran cuál es la conducta más adecuada a seguir y reflejan que los suplementos pueden ser necesarios y beneficiosos tomados bajo control.

Encuentre más del mismo autor en vitonica.com. Artículo amparado con Licencia Creative Commons Reconocimiento 2.1.

Velsid – vitonica.com
29/07/2008



Tu opinión es importante. Escribe un comentario