Yo no habí­a nacido

Por • 13 Abr, 2008 • Sección: Reflexiones

Reflexiones sobre 13 de abril

Si hay alguna fecha en este siglo que los venezolanos tenemos que sellar en nuestra memoria es el 13 de Abril, no hay imagen más evidente, no hay hecho más valiente, apasionado, certero, de mayor orgullo que cuando el pueblo venezolano, en su gran mayoría, sin duda alguna salió a la calle a rescatar al Despertador de una sociedad que estaba dormida, conformista, acostumbrada a ser rebaño.

Desde el año 1998 la esperanza rescató los corazones de una población consumida en la apatía, consumida a causa de la explotación de un grupo poderoso que mutilaba sus pensamientos, sus acciones haciéndoles esclavos de sus ideas pero resulta que un ser humano de la calidad del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías contra viento y marea está timoneando el curso de nuestro país para llevarlo a la tierra de la dignidad, de la consciencia individual y colectiva.

No es tarea fácil deslastrarnos del egoísmo, del individualismo, de la sobrevivencia, del facilismo, pero contamos con un guía que nos está enseñando a tener verdadera autoestima, que nos ofrece herramientas para salir de la oscuridad a la luz, que nos invita a organizarnos en equipo para lograr mayor y más rápido beneficio y con ello aprender a relacionarnos desde las semejanzas y así poder lograr objetivos juntos.

El 13 de Abril aún hace brotar lágrimas en mis ojos por el reconocimiento de un pueblo lleno de inmenso amor y coraje a la par de su Presidente. Hoy en día con mayor fortaleza, con mayor disposición. Que no les confunda a La Oposición lo sucedido el 2 de Diciembre 2007, dicen por allí: “no hay mal que por bien no venga”. Y así ha sido, se ha multiplicado la consciencia socialista, se ha multiplicado el apoyo al Presidente Chávez, se ha multiplicado la unión y la responsabilidad frente a la defensa de nuestro país en todo lo que eso implica.

Me siento orgullosa de ser venezolana, me siento orgullosa de aprender a ser socialista y ayudar a la realidad de este proceso humano como ninguno, además Socialismo Venezolano de pura cepa.

Dios, gracias por haberme permitido nacer en esta tierra venezolana, de hombres y mujeres tan valiosos.

Maura Llovera Quintana
maurallovera@yahoo.com
Aporrea.org
13/04/2008



Tu opinión es importante. Escribe un comentario